Subsidio al Arriendo ¡Accede a esta ayuda y vive mejor que nunca!

El Subsidio al Arriendo te hará la vida mucho más fácil

El Subsidio al Arriendo proviene del Fondo Nacional de Ahorro es una entidad que ayuda a los colombianos a subsidiar sus hogares. Siempre y cuando, la persona esté en cesantía con dicho ente financiero, podrá disfrutar de los beneficios. En caso contrario, no podrá acceder a ninguno de los tres tipos de crédito que ofrece. Es importante señalar que todo aquel que tenga ingresos de entre 2 y 6 salarios mínimos, se le podrá conceder el Subsidio al Arriendo.

Características del Subsidio al Arriendo

Todas las personas que quieran obtener este tipo de ayuda deberán dirigirse al Fondo Nacional de Ahorro. Cada quien es responsable de realizar su propio trámite. Así que se recomienda no creer en la existencia de terceros que aseguren mayores probabilidades de obtener el subsidio. Tampoco existen sorteos. Ahora bien, este programa permite comprar una vivienda VIS así como NO VIS, hasta con un financiamiento del 100%.  

En caso de que la vivienda sea usada, el porcentaje que se puede adquirir es del 95%. Por otro lado, cuando se financia todo el valor de la casa, se puede empezar a pagar a partir de un arriendo mensual. Esto le dará oportunidad a la persona de pagar poco a poco la compra de su casa. En ese caso, el tiempo que tendría la persona para pagarla sería de hasta 30 años. Solamente en el instante que cancele todo el precio de la vivienda subsidiada, podrá apoderarse del título de propiedad.

Requisitos para Subsidio al Arriendo

  • Ser colombiano con historial crediticio; sin moras.
  • La vivienda de Interés Social que el ciudadano puede adquirir puede llegar a costar $105.467.670 y hasta $339.840.270.
  • Se pueden obtener viviendas no VIS. Estas pueden ser de un valor superior a los $76´504,500.
  • Para adquirir casas usadas, el comprador debe contar con el 5% del monto total obligatoriamente.

Entre otros aspectos que hay que tomar en cuenta para el Subsidio al Arriendo está el hecho de que las viviendas adquiridas deben ser horizontales. Aparte, los gastos de impuestos corren por las cuenta del comprador. Asimismo, los colombianos desde cualquier punto del país pueden participar en el proceso.